sábado, 5 de febrero de 2011

domingo, 3 de mayo de 2009

Pá Lola, mi madre.


-Domingo 3 mayo 2009 –

DIA DE LA MADRE.
FELICIDADES A TODAS LAS MAMAS.

Me pariste en primavera, un precioso amanecer
en una mágica isla, llena de embrujo y poder.
Me acurrucaste en tu pecho guiándome a conocer
el mayor de los deleites que nadie pudo tener.

Con el néctar de tu vida comencé pronto a crecer
Rebosante de energía, cobijada por tu ser.
Yo, por instinto sentía que no debía temer
mientras te quedases cerca y que te pudiese ver.

Pero ese tiempo pasó, hace años que marchaste
A ese lugar perfecto donde van todas las madres.
Y desde allí, mi guardiana, vigilas cuanto me pasa
y si notas que estoy triste, me acompañas y das calma.

Porque ese cordón de plata nunca se podrá romper.
Y la memoria es eterna, nunca muere, eso lo se,
porque va ligada al alma y te trae cada vez
que esos recuerdos reviven sentimientos de un ayer
mientras viva en mi memoria el recuerdo de tu ser
que estaba lleno de ti y jamás olvidare.

Pá Lola, mi madre.

miércoles, 8 de abril de 2009

Hasta pronto Mari Trini


Ayer marchaste de puntillas, sin hacer ruido.
Grande entre los grandes.
62 años llenos de poesía y una voz tan inconfundible
e intima que cuando te escucho
suena a como Cuando me Acaricias.
Arrinconada por lo medios desde hacia muchos años.
seguiste siendo tu misma, convirtiéndote en persona
non grata por ser diferente y no esconderte
ni avergonzarte jamás de ello.
Hoy, quienes crecimos con tu verso estamos
un poco mas huérfanos Sin ti.
Mientras La Lluvia Cae, aquella Estrella del Jardín
se eleva de nuevo hacia el lugar al que pertenece.
Tu, que no Eras Esa que la gente imaginaba,
te has ido, pero continuaras Queriendo con Locura
porque no sabrías hacerlo de otro modo.
Mañana, ya hoy,de frente y sin sonrisas maldicientes
a tus espaldas volvemos a reencontrarnos
arropadas bajo las cuerdas de la Guitarra
que te inspiro a componer esos Amores surgidos de la magia de tu ser.
Una Mujer Marchó, dejo los campos, dejó la ciudad.
Su nombre, Mari Trini.

Formas parte de mi historia y la de muchos españoles.
Gracias por hacer que mi paso por aquí haya sido un poco más llevadero.
RosaG.

viernes, 3 de abril de 2009

Madre



Mª Dolores.

1 marzo 1933 – 23 noviembre 1993

Madre.
15 años han pasado desde el día que te fuiste,
Y te extraño a cada rato recordando con nostalgia
esos besos que no me diste a causa de quien bien sabes
Las caricias extraviadas cuando me creías dormida.
La fragancia de tu ser ha quedado en mi memoria.
Como recuerdo indeleble de una historia de triste e injusta.

Hiciste caso a esa gente que no nos quería bien.
Tú confiabas en ella, pero ni era buena, ni fiel.
Era tu amiga del alma, yo su juguete de piel,
Llena de miedos y angustias que rota me hizo crecer.
Que me hicieron padecer que creciera sin tus besos
que viviera sin tu miel.

Nos separo sin reparos y tú la dejaste hacer,
sin enterarte de nada o sin querer entender.
No fuiste madre perfecta, ni yo una hija ideal.
Indecible sufrimiento a tanta ausencia del ser.
Nos hicimos mucho daño, pero todo quedo atrás.
Muchos años han pasado desde que dijiste adiós

Es hora de perdonarnos, es momento de olvidar.
El pasado ya pasó, es tiempo de que tus labios
se acerquen a mi mejilla y me entregues
ese beso que guardaste aquel mal día
que recuerdo lo metiste en una lagrima fría
En el fondo de un cajón de aquella peluquería.

Allá donde este tu morada, te llevo en el corazón
y cuanto mas tiempo pasa mas grande la desazón
de que no estés a mi lado regalándome tu amor.
Hoy te canto a ti esta nana, esta nana del perdón.
Buscando a través del alma una reconciliación
de una hija hacia su madre, de una hija sin su sol.


FELICIDADES MAMA
TE QUIERO

domingo, 29 de marzo de 2009

El lienzo.



Todo lo que nos sucede ocurre por una razón,
aunque a veces cueste horrores encontrarla.

El lienzo.

Lienzo con macula perfilando el ser que fue, es y será.
Combinando colores con pinceles desechados por otros que ya fueron.
Con las cartas que le tocaron en suerte marcadas de antemano.
Sin apenas margen para maniobrar. Herida de muerte, eternamente sola.
Agotada de tanto esfuerzo, ajada, casi extinguida.

Aprendizaje forzoso en base a transitar por el borde del precipicio.
Paso a paso, golpe tras golpe, perdida tras perdida.
Precipitándose y cayendo al abismo de la desesperación.
Avanzando a trompicones en la búsqueda del porque.
No hay consuelo, solo espejismos que duran un soplo.

Equipada por llagas infectadas supurando a manera de traiciones.
Sin sombra donde guarecerse a tanto dolor e incomprensión.
Levantándose y recomenzando. Desengañada sin remedio.
Caminando por la cuerda floja para hallar respuestas.
Ignorando el itinerario a seguir pero sin retroceder ni cejar en el empeño.

Cada vez más cerca de una meta desconocida que atrae y estremece.
En permanente transición hacia lo que no ha sido.
En su Calle del Olvido mora tímido El Amor,
Aferrada firmemente a el pero aterrorizada por el precio a pagar.
El Amor es fuerza que todo lo puede, el bálsamo que todo lo cura, no temas…

Rosa G

Contemplando mi pasado con la perspectiva que el tiempo da
me he percatado que sin todo lo vivido no estaría donde estoy,
ni seria quien soy.

sábado, 28 de febrero de 2009

Santa Maria


Hay que tener cuidado con la distancia
Entre la vida tal como se sueña y tal como es
No vaya a ser que nos estrangule y que nos obligue
A refugiarnos en la tristeza de lo que pudo ser y no fue.

Hay gente en el mundo que estar con ella
Es igual que correr borracho por un campo de minas
Te suben hasta los cielos mientras confías
Y te lanzan sin pestañeos a la de tres.

Siempre hay un Santa María
Escondido en cada esquina
Esperándonos sin prisa
Porque es allí donde tu sombra irá a parar.

Tierra de nombres falsos pero con alma
Rota de tanto usarla y sin medida
Es la justicia alérgica a las plegarias
Esquiva como la suerte y cara de ver.

Siempre hay un Santa María
Escondido en cada esquina
Esperándonos sin prisa
Porque es allí donde tu sombra irá a parar.

Un día de estos vas a darte de cara
Con ese tipo al que aún no conoces pero que habita bajo tu piel
Puede ser el gran día de tu existencia
O el más desdichado y triste de digerir o de comprender.

Siempre hay un Santa María
Escondido en cada esquina
Esperándonos sin prisa
Porque es allí donde tu sombra irá a parar.
Revolver